LARCH, FLOR DE BACH (ALERCE)

LARCH: Esencia floral artesanal fabricada a mano con sumo cuidado y amor, siguiendo las instrucciones originales del Dr. Bach.

En Brandy Ecológico.

Bote de 10 ml.

7,00 € IVA incluído

LARCH / ALERCE

 

Tradicionalmente este remedio floral era utilizado para:

 

"Para los que no se consideran tan buenos ni tan capaces como los demás, que siempre esperan el fracaso y piensan que nunca van a alcanzar el éxito y por eso no se arriesgan ni hacen un intento suficientemente fuerte para lograrlo"

  

Palabra clave: FALTO DE CONFIANZA EN UNO MISMO. SENTIMIENTO DE INFERIORIDAD. ANTICIPACIÓN AL FRACASO.

  

Características emocionales de la flor: representa al arquetipo de la “autoafirmación”, refiriéndose a los obstáculos que el hombre encuentra en el camino que ha escogido para su realización tanto espiritual como personal y social. Se trata de una prueba para descubrir nuestra propia autenticidad. Larch se manifiesta en nosotros como un ser nuevo, en esencia perfecto.

  

Características psicológicas:

La personalidad LARCH carece de confianza en sí mismo. Tiene un sentimiento real de inferioridad que le lleva a anticiparse al fracaso. No duda siquiera de sus aptitudes, ya que está convencido, tiene la certeza, de su incapacidad. Este sentimiento resulta paradójico para los demás, ya que en general se trata de gente muy capaz. Se autoimpone determinados límites muy restrictivos que considera lógicos, supeditando su actividad a no rebasarlos. No es que fracase sencillamente no lo intenta. El error consistiría en que la personalidad se aferra demasiado a experiencias negativas pasadas, en lugar de dejarse guiar por la confianza en su YO Superior, consciente de que los éxitos y fracasos son valiosos en igual medida para la evolución. Esta verdadera programación negativa de la personalidad se fraguaría a muy temprana edad expectativa negativa no hace otra cosa que generar fracaso y frustración, creándose así un automatismo que lleva aun verdadero círculo vicioso, donde en seguida se suprime todo intento mejorar. Surge así la inactividad. La personalidad no se desarrolla se empobrece y sobreviene el desaliento y la melancolía. No son proclives a exteriorizar su complejo de inferioridad. Pueden articular extensos discursos cargados de falsa modestia tendientes a demostrar a los demás lo lógico de su inhibición: "mi falta reflejos y orientación me impedirán aprender a conducir. o bien "carezco de la experiencia suficiente” etc. etc. Puede alegar cualquier cosa e incluso provocarle enfermedad para no afrontar algo. La inseguridad no está dada por el miedo ni por la duda, sino por el sentirse inferior. La constatación del éxito de los demás no deviene en un sentimiento de envidia ni de resentimiento, sino de franca admiración, pero en todo caso el éxito es algo que les ocurre solo a los demás.  Estas personalidades se infravaloran. Debe tenerse en cuenta que en LARH existe un vivo interés y ambición por muchas cosas de la vida, hecho importante a la hora de establecer el diagnóstico diferencial con otros remedios.

 

Tendencias psicosomáticas:

Las zonas del organismo que más podrían resentirse por el patrón negativo de esta flor serían la columna vertebral, espalda, hombros y garganta. El complejo de inferioridad, la infravaloración y el desanimo pueden conducir a la persona a una depresión. El temor a enfrentarse a algo le impulsa inconscientemente a contraer cualquier tipo de enfermedad y podría provocarse un accidente. En los casos de impotencia en el hombre y frigidez en la mujer el uso de LARCH es muy útil, así como en algunos casos de alcoholismo donde el inductor era la infravaloración. En los períodos de recuperación de cualquier enfermedad en que no hay confianza en la recuperación esta flor es de gran utilidad.

 

Remedio: La persona se encuentra de nuevo con el placer de perseverar en los propios compromisos. Se aquiere seguridad en uno mismo y en el propio trabajo. No se duda de no estar a la altura de las circunstancias o del trabajo. Se arde en deseos de terminar satisfactoriamente un trabajo.

Timidez, lenguaje vacilante, desánimo, desconfianza de las cualidades y dependencia de los demás.

Cefaleas, migrañas, neuralgias por convicción de fracasar. Sensación de inferioridad. Hipotensión, corazón cansado, falsa modestia, pasividad.

Colon irritable, sofocos y arritmias, temor a fracasar, trastornos de los riñones y la vejiga. Dolores reumáticos, ineficacia sexual por miedo al fracaso, complejo de inferioridad.

  

El aspecto positivo de Larch permite evaluar las situaciones con objetividad y perseverar a pesar de los reveses. Una de las cosas que se debe recordar es que el pensamiento es poderoso y creativo y aquello que se experimenta es lo que se piensa.

 

No hay comentarios de clientes por ahora.

Solamente los usuarios registrados pueden introducir comentarios.

Los clientes que compraron este producto compraron...

Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Confirmar

PRODUCTOS